La Lesión de Isquiotibiales. Anatomía y Función.

La Lesión de Isquiotibiales. Anatomía y Función.

En el presente post os hablaremos de la lesión de los músculos isquiotibiales. Son lesiones que han aparecido bastante en los medios de comunicación estos días, ya que se trata de patologías – complejas, muy difíciles de manejar y de dejar atrás de forma definitiva- que han afectado (en ocasiones repetidas veces) a varios futbolistas de élite archiconocidos. De hecho, se trata de lesiones habituales no sólo en futbolistas, sino también en jugadores de baloncesto, atletas de carreras y bailarines, así como en personas con un trabajo de alta demanda en el aspecto físico.

ANATOMÍA Y FUNCIÓN

 

Los músculos isquiotibiales o isquisurales son el conjunto de músculos situados en la parte posterior del muslo, entre la cadera y la rodilla. Son un grupo muscular fundamental: permiten la flexión de la rodilla, y por lo tanto andar, correr y realizar un amplio rango de movimentos con las extremidades inferiores.

 

Son esenciales en la carrera y en los gestos en forma excéntrica (también conocidos como “gestos excéntricos”). En dichos gestos se combinan el estiramiento del grupo muscular con una contracción casi inmediata de éste, por lo general cuando la cadera está flexionada y la rodilla extendida. Ejemplos de tales movimientos serían correr cuesta abajo, cambiar de ritmo de forma repentina o disminuir notablemente la velocidad de la carrera en un breve período de tiempo.

El grupo muscular de los isquiotibiales está formado por el bíceps femoral, el músculo semitendinoso y el músculo semimembranoso.
Infografía sobre la Anatomía de los Isquiotibiales www.drdomingodelgado.com

Infografía sobre la Anatomía de los Isquiotibiales
www.drdomingodelgado.com

BÍCEPS FEMORAL

El bíceps femoral tiene dos cabezas: la cabeza corta y la cabeza larga.

  • La cabeza larga se une a la pelvis en la protuberancia ósea situada en la parte inferior del hueso del cóccix -conocida como tuberosidad isquiática o isquial- pasa por la parte posterior del fémur y la zona posterior de la rodilla y se inserta en la cabeza del peroné. La cabeza larga pasa por dos articulaciones: la articulación de la cadera o coxofemoral (donde se unen la cabeza del fémur y el hueso coxal) y la articulación de la rodilla, y en consiguiente participa tanto en el movimiento de extensión de la cadera como en el de flexión de la rodilla.
  • La cabeza corta también se inserta en la cabeza del peroné en su zona inferior (y recorre la parte posterior de la rodilla y del fémur), pero en la parte superior se origina en el tercio medial de la cara posterior del fémur; por lo tanto, su extremo superior no alcanza la pelvis y queda situado por debajo del extremo superior de la cabeza larga.  La cabeza corta, dado que no pasa por la articulación coxofemoral, participa únicamente en la flexión de la rodilla.

MÚSCULO SEMITENDINOSO

El músculo semitendinoso se une a la pelvis en la tuberosidad isquiática, igual que el bíceps femoral, sigue el mismo recorrido que éste (pasa por la parte posterior del fémur y la parte posterior de la rodilla) y se inserta en la cara interna de la tibia, en la zona de inserción de tres tendones (sartorio, recto interno y semitendinoso) conocida como pata de ganso.

Dicho músculo participa tanto en la extensión de la cadera como en la flexión de la rodilla.

MÚSCULO SEMIMEMBRANOSO

El músculo semimembranoso se une a la tuberosidad isquiática de la pelvis, recorre las zonas posteriores del músculo y de la rodilla y se inserta en la tibia.

Participa en la extensión de la cadera y la flexión de la rodilla.

Dejar un comentario

Newsletter

Newsletter

¿Te interesa estar informado puntualmente de las últimas novedades del Equipo del Dr. Domingo Delgado?
Déjanos tus datos y recibirás información sobre lesiones, tratamientos pioneros y valiosos consejos de prevención.