Hernia Discal. ¿Qué es y cómo se produce?

Hernia Discal. ¿Qué es y cómo se produce?

¿QUÉ ES?

La columna vertebral es una estructura esencial para el cuerpo humano: mantiene el tronco, los hombros y la cabeza en su posición natural;  permite caminar erguido, al tiempo que proporciona la suficiente flexibilidad para moverse, inclinarse, girarse…

La estructura ósea de la columna vertebral está formada por las vértebras, unos fuertes huesos con un canal central -el canal medular- por donde pasa la médula espinal, que de este modo permanece protegida frente a agresiones externas; las vértebras presentan unos orificios a través de los que los nervios encargados de la conexión nerviosa entre la médula y el resto del cuerpo pueden conectarse a la médula espinal. Entre las vértebras se intercalan los discos intervertebrales: unas estructuras recubiertas de cartílago con un interior gelatinoso. Los discos intervertebrales desempeñan varias funciones esenciales, como evitar la fricción entre las vértebras, permitir la flexión y la inclinación de la columna y amortiguar golpes, saltos y movimientos bruscos.

En ocasiones, un disco intervertebral puede romperse, ceder o resquebrajarse, con lo que la zona exterior recubierta de cartílago ya no ejerce una contención eficaz para el interior gelatinoso, que puede introducirse por la ranura creada y presionar o irritar los nervios que pasan por la columna vertebral. Es en este momento cuando se produce una hernia discal.

Dibujo esquemático de una Hernia Discal.

Dibujo esquemático de una Hernia Discal.

Ilustración 3D de Hernia Lumbar.

Ilustración 3D de Hernia Lumbar.

Las hernias discales pueden ser de distintos tipos. En función de la zona de la columna en la que se produzcan, se clasificarán como hernias lumbares (en la zona inferior de la espalda, más frecuentes) o cervicales (en la zona del cuello). Además, en función de su localización anatómica, puede tratarse de hernias centrales, que afectan todo el canal medular, o bien de hernias foraminales, localizadas hacia la zona lateral.

Como veremos a continuación, la afectación producida y la opción terapéutica recomendada serán diferentes en función del tipo de hernia.

CAUSAS

A continuación se exponen las principales causas por las que puede producirse una hernia discal:

  • Degeneración asociada a la edad: es la causa más frecuente. Con el tiempo, los discos intervertebrales se rompen o degeneran -al degenerar resulta mucho más fácil que se rompan o se fisuren- y pierden su capacidad amortiguadora.
  • Alzamiento de peso de un modo inadecuado: hacer fuerza con la espalda en lugar de las piernas al levantar un objeto pesado, por ejemplo.
  • Consecuencia de un golpe o una caída: se trata de una causa mucho menos frecuente que las dos anteriores.

SÍNTOMAS

Aunque existen personas con hernias discales asintomáticas (detectadas en una revisión médica de rutina), la mayoría de pacientes que acuden al médico por una hernia discal sufre por lo menos alguno de los síntomas descritos a continuación:

  • Dolor de espalda, que puede llegar a ser muy intenso. En función de la zona donde se localice la hernia, el dolor puede extenderse a las extremidades superiores (hernia cervical) o inferiores (hernia lumbar).
  • Problemas de movilidad en las extremidades
  • Sensación de debilidad, hormigueo y/o entumecimiento en la extremidad o extremidades afectadas.
  • En los casos más graves, tanto las hernias cervicales como las lumbares pueden tener consecuencias muy serias: pérdida de sensibilidad en las extremidades inferiores; disminución de la fuerza en las extremidades inferiores, superiores o en las cuatro simultáneamente; problemas de incontinencia.

TRATAMIENTO

La opción terapéutica escogida dependerá de la localización y gravedad de la hernia, así como de las características del paciente: edad, profesión, estado de salud general, si realiza o no deporte habitualmente… en función de cada caso, puede optarse por tratamientos no quirúrgicos o bien por tratamientos que requieran cirugía.

Tratamiento no quirúrgico

En una primera aproximación se pauta un tratamiento médico -reposo, antiinflamatorios- combinado con fisioterapia y rehabilitación; en caso de que la afectación perdure, la hernia puede ser tratada con infiltraciones (generalmente antiinflamatorios locales).

Tratamiento quirúrgico

Es fundamental tener en cuenta que la cirugía de columna -si bien puede ser la única opción en algunos casos- es un tema muy delicado, en el que hay que realizar un cuidadoso análisis de potenciales beneficios y riesgos, y que debe ser realizada por un especialista en este tipo de tratamiento quirúrgico. En nuestra consulta no realizamos operaciones de columna; estas intervenciones debe hacerlas un cirujano traumatólogo especializado en columna o bien un neurocirujano.

En función del tipo de hernia, existen diversas opciones quirúrgicas:

  • Discectomía simple: es la menos invasiva. Se extrae el disco intervertebral para eliminar así el nervio comprimido. Suele indicarse en pacientes jóvenes y en hernias foraminales lumbares.
  • Instrumentación: se trata de una técnica más compleja y agresiva, aunque es necesaria en algunos casos. Se fijan dos o más vértebras para estabilizar la columna al tiempo que se liberan los nervios afectados. Suele indicarse en hernias lumbares, aunque también puede aplicarse en hernias cervicales.
  • Colocación de prótesis discales: el tipo de prótesis empleado variará en función de cada paciente. Suele indicarse para pacientes jóvenes y hernias cervicales.

Rafael Medina, paciente y amigo, sufrió una hernia fiscal de la cual se ha recuperado satisfactoriamente. Puedes leer su testimonio en nuestra sección de Prensa.

Este artículo tiene 1 comentario

  1. […] por cualquier causa el nervio ciático sufre una presión no habitual -por ejemplo, a causa de una hernia discal-, tiene lugar la patología conocida con el nombre de […]

Dejar un comentario

Newsletter

Newsletter

¿Te interesa estar informado puntualmente de las últimas novedades del Equipo del Dr. Domingo Delgado?
Déjanos tus datos y recibirás información sobre lesiones, tratamientos pioneros y valiosos consejos de prevención.