Condropatía Rotuliana: Diagnóstico y Tratamientos

Condropatía Rotuliana: Diagnóstico y Tratamientos

En las últimas entradas de este blog hemos tratado en profundidad la Condromalacia Rotuliana desde sus diferentes perspectivas: Los 5 síntomas de la condropatía rotuliana y ¿Qué personas tienen más probabilidades de desarrollar condropatía rotuliana?. Pero, ¿cómo se diagnóstica y cuáles son los tratamientos que tenemos a nuestro alcance?

La condropatía rotuliana es un trastorno difícil de diagnosticar. Por un lado, habitualmente se trata de una degeneración gradual y no de una patología producida por una lesión, con lo que no tiene un inicio definido: va evolucionando a lo largo del tiempo, de forma variable en cada afectado. Por otro lado, una de las características más relevantes de dicha patología es que no existe una relación entre el grado de afectación del cartílago y la gravedad de los síntomas. Por ejemplo, es posible que una persona con un cartílago gravemente dañado no sufra más que molestias leves, mientras que en otra persona con un dolor de rodilla intenso la exploración podría mostrar un cartílago en aparente buen estado. Claramente, tales factores complican el diagnóstico.

Se han establecido varios grados (I-IV) de condropatía rotuliana, en función de la afectación del cartílago; el grado I (el de menor afectación) corresponde a una degeneración del cartílago bien localizada en una pequeña zona; dicha zona es progresivamente mayor en los grados II y III, y alcanza la erosión total del cartílago en el grado IV.

TRATAMIENTO

Aunque la condropatía rotuliana puede presentar una evolución benigna en muchos casos, en ocasiones -en función de los síntomas clínicos, el grado de afectación del cartílago y la situación personal de cada paciente- requiere tratamiento.

En función de las circunstancias mencionadas anteriormente, puede optarse por dos tipos de tratamiento:

Rehabilitación y fisioterapia

La realización de ejercicios que permitan mejorar el tono y la fuerza de los músculos cercanos a la rodilla, así como la resistencia de la articulación, pueden ser beneficiosos para aliviar los síntomas de la condropatía rotuliana.

Infiltraciones con Plasma Rico en Factores de Crecimiento

Como explicamos en el post anterior, en nuestro centro médico utilizamos uno de los procedimientos más avanzados para regenerar el cartílago articular, mediante un concentrado de células madre -procedentes de la médula ósea del propio paciente, con lo que se evita por completo la posibilidad de rechazo- enriquecidos con factores de crecimiento plaquetario para facilitar la total regeneración del cartílago. Después de dichas infiltraciones se diseña un exhaustivo programa de rehabilitación y fisioterapia adecuado a las necesidades de cada paciente, con lo que se garantiza una recuperación completa y satisfactoria en el menor tiempo posible.

Puedes solicitar Cita Previa con nuestros especialistas en [email protected]

Dejar un comentario

Newsletter

Newsletter

¿Te interesa estar informado puntualmente de las últimas novedades del Equipo del Dr. Domingo Delgado?
Déjanos tus datos y recibirás información sobre lesiones, tratamientos pioneros y valiosos consejos de prevención.